Dos Madrileños disfrutando Panamá

Miami – ¡Disney World!




Sin más preámbulos, presentamos la humilde morada de Cenicienta, además de “El Lugar donde los Sueños se Hacen Realidad”: ¡¡Disney World!!

Este va a ser una de esas entradas más bien de fotos, para que veáis un poco como esta montado todo esto, que por cierto, es espectacular.

El primer día estuvimos en el corazón del reino, Magic Kingdom. Es la esencia de Disney, el Palacio de Cenicienta, Mickey’s por todos lados y atracciones más bien inocentonas, pero llenas de esencia Disney. Para información unicamente, en Disney World hay 4 mundos (o 5): Magic Kingdom (estuvimos el primer día), Epcot Center (tiene una zona de pabellones de países del mundo y un área digamos futurista), Hollywood Studios (nuestro segundo día, tipo estudios de cine), Animal Kingdom (tipo Zoo) y dos parques acuáticos. Las entradas son independientes y cada día puede acceder a un solo parque a no ser que pagues un bono para saltar de uno a  otro. Pero vamos a lo bueno.

El lugar está cuidado hasta el más minimo del mínimo detalle. Se dice que hay una red de túneles debajo de las instalaciones para todas esas cosas feas que no queremos ver en el mundo de fantasía: repuesto de comida, sacar la basura, reponer el stock de las tiendas etc. No hay atracción que no esté perfectamente ambientada desde la cola hasta la salida, todo el mantenimiento, pintura de decorados, ¡hasta las placas de “Solo personal autorizado” son diferentes según la atracción!

Al llegar, te recibe una vista de la calle principal, con el palacio al fondo, muchas tiendas a los lados, y el mismísimo Walt Disney, con Mickey Mouse de la mano dando la bienvenida.

Luego a las atracciones: la montaña rusa de la mina abandonada, un paseo en globo con Peter Pan, un juego de matar marcianos de Toy Story etc. Pero también otras que no salen aquí, ¡que un día entero da para mucho! Montaña rusa de agua, otra en total oscuridad, cine 3D, espectáculos interactivos y mucho más.

Además, en todo momento está pasando algo en algún rincón: hay desfiles, espectáculos de malabaristas o de cantantes, que cambien según la zona, personajes para hacerse fotos. Si estás en la del oeste, es tipo sur profundo americano, si estás en la calle principal, es más tipo principios de siglo y así en todos los puntos del parque.

Uno de los espetáculos de día más concurridos es el “Dreams Come True”, donde los enanos se quedan con la boca abierta viendo a todos los personajes Disney, princesitas incluidas, a pocos metros. Sobre el guión de la obra, bueno, tampoco da para un Oscar. El típico: si lo deseas se hará realidad. No voy a entrar en discusiones. Simplemento bonito, jeje!
Al final del día, sin embargo, es cuando empieza la traca de espectáculos: la Electrical Parade, con carrozas iluminadas con cientos de bombillas, y los fuegos artificiales con el palacio de fondo, iluminado a su vez:
Al día siguiente, el plan era menos clásicos Disney, y algo más de acción.
Todo decorado tipo Hollywood de la época Art Deco, muy cuidado, como siempre:
Una gran atracción: la montaña rusa de Aerosmith. En la cola, entras en un momento dado en un estudio de grabación, en el que reproducen de fondo un vídeo con los músicos de Aerosmith que invitan al público a unirse a su gira. De ahí te pasan a lo coches, simulando Cadillacs, y en la oscuridad total, a toda leche con giros y demás virguerías, te lanzan por una cúpula cerrada con neones de Los Angeles. ¡Muy guapo!
Otro de los fuertes de este parque son los espectáculos en vivo de especialistas y efectos especiales. El mejor, el de Indiana Jones, claro.
Pero además de saltos y acrobacias de los especialistas, ¡mucho fuego y explosiones!
Otro espectáculo interesante, estaba más centrado en carreras de coches. Los giros y derrapes, alucinantes. Y algo de fuego también, ¡como no!
Una de nuestra atracciones favoritas, la Torre. Es como la lanzadera de Madrid, pero la ambientación es brutal, simula un hotel abandonado con toda la decoración, en el que se estropea el ascensor. Además, mientras caes, se ve todo el parque de lejos,  la sensción es genial.
Para finalizar nuestra experiencia Disney, lo que nos dijeron que era el mejor espectáculo de la marca del ratón: Fantasmic!
Un show de luz y sonido y efectos especiales, incluida una pantalla de agua, con decenas de personajes Disney, protagonizado por, claro, Mickey, en el que éste se enfrenta con los malos de las películas.
Los fuegos artificiales al final, una pasada:
Y después del espectáculo, el propio protagonista nos acogió en su camerino para una foto exclusiva:
Bueno, y para concluir, unas fotillos ñoñas de los protas de los parques, ¡más monoooooos!
Anuncios

Una respuesta

  1. Cris

    Quiero irrrrrr!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Un 10 como siempre chicos!
    Besazos

    1 julio, 2011 en 7:37

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s