Dos Madrileños disfrutando Panamá

Viaje al interior

Pues sí, otro finde, otro viaje!

Con ocasión de la visita de unos amigos de Marta y Fernando, nos lanzamos junto con los ICEX a visitar el interior del Istmo: la provincia de Veraguas y El Valle. En el coche, nos acogen Teresa, Víctor y Ángel y tras el trabajo, nos lanzamos el mismo viernes a la carretera hasta Santiago de Veraguas. Pocos kilómetros, bastante horas.

La expedición de Fernando, Marta y los dos visitantes, Carmen y Javier, había partido antes y nos confirmaron, al llegar a la capital de la Provincia de Veraguas, lo que nos habían adelantado algunos amigos al saber de nuestra excursión (“¿pero qué van a hacer a Santiago?”): la ciudad me temo que ofrece poco a los visitantes. Con esto, y con nuestra tardía hora de llegada, no vimos los detalles de la ciudad, así que nos acercamos a un bar cerca del hotel a tomar cerveza, experimentar con el jukebox y prepararnos para el día siguiente.

De buena mañana recogimos a una chica japonesa, Kanae que vive cerca de Santiago. Chica valiente, permanecerá 2 años en un pueblo remoto enseñando técnicas de cultivo a los locales. Increíble. Nos sirvió de guía para un día que dio mucho de sí.

En primer lugar visitamos la iglesia de San Francisco, cerca de Santiago, preciosa en un estilo que yo no conocía, la verdad. Además vimos un típico pueblo del interior, por primera vez.

Iglesia de San Francisco

La segunda misión del día consistió en encontrar un charquillo donde bañarnos, cortesía de nuestra guía local, Kanae.Aunque claro, antes pasamos por un par de sitios para avituallamiento: bollos, quesos etc.

Por el camino conocimos la casa de la chica y añadimos al grupo a su “hermano” panameño. De ahí, ¡al río! Un chapuzón muy bueno, con alguna cervecilla para refrescar.

Vuelta a la ruta, que incluía: parada en Natá, la iglesia más antigua de todo el continente, desvío al yacimiento de “El Caño” y por último Penonomé, felices de comprobar a cada vez que se repetía la estructura plaza-iglesia-pérgola.

Las iglesias bonitas, distintas a las europeas, estilo colonial:

Iglesia de Natá 2

El yacimiento, por otro lado, bueno, no estuvo mal pero se veía la preocupación del guía por extender las explicaciones un poco más allá de lo que se podía comprobar in situ. De hecho, parece ser que el uso del carbono 14 es intensivo, si vendieran cervezas en el museo, harían la prueba para saber la edad de los clientes, por si acaso. Por cierto, la población del asentamiento se estima entre 20.000 y 40.000 habitantes, pero claro, para dar más exactitud sirve de poco el carbono 14…

Yacimiento de EL Caño 2

La ciudad de Penonomé nos gustó especialmente, debe ser porque el parquecito era muy chulo (en la cabecera), paseamos por las calles que estaban llenas de gente y el ambiente era muy agradable.

Iglesia de Penonomé

Tras esto, partimos demasiado tarde para el valle, con lo que Victor tuvo que conducir de noche por una carretera regular, con un interesante contacto con un policía que nos dijo que llevábamos las luces demasiado fuertes. Sin más. Luego paseo nocturno por el pueblo y copillas en una terracita.

Al día siguiente, recorrimos el Valle. Dejo lo más interesante del día para otro post “especial animalillos” que está preparando Cris. Genial zoo, ¡si señor!

Luego, un paseo hasta un “chorro” o lo que nosotros llamamos cascada, con chavalillos saltando al agua y todo. La única valiente en bañarse, Marta. Por cierto, no paró de llover a ratos todo el día, por lo que pasamos grandes ratos refugiados bajo árboles, rocas y lo que encontráramos. Así que como si nos hubiéramos bañado, la verdad.

Vigías en El Chorro Escondido

Por último, antes de regresar a Panamá, pasamos por unos baños en los que la actividad consistía en “barro en la cara”, seguido de “secarse al sol” y por último “a remojo en el charquillo”. Todo estaba previsto! Piel de bebé, te deja, desde luego.

¡Embarrados!

¡Kiss me!

Por cierto, a ver si adivináis la inscripción a la salida del recinto.

¿109?

Y tras esto, regreso a casita a reposar.

¡No os perdáis las fotos del zoo! Próximamente…

Anuncios

4 comentarios

  1. Arch

    Ahhh… Cerveza fresca, sol, cascadas, barro… ¡Eso es “joie de vivre”, y no el frío y los precios astronómicos de Europa! Espero poder visitaros lo antes posible (aunque sea como excusa para ver los lugares de las fotos…). Un abrazo!

    24 febrero, 2011 en 21:19

  2. Cris Oyartzun

    Chicos!!!
    No me había metido en el blog todavía…está genial!!!Qué envidiaaaaaa!!
    Disfrutad de la experiencia que seguro es inolvidable…
    A ver si me conecto a Skype y charloteamos!!
    Os mando mil besos, darle uno muy fuerte de nuestra parte a Ernesto y Carolina, también!!!

    25 febrero, 2011 en 10:05

  3. Cris

    Chicos qué chulo¡¡¡ Jajaja las imágenes ,más verdes con cascada y todo a mí me recuerdan a la isla de Perdidos¡
    Lo mejor lo de ME 109 Cita, jajaja¡¡¡
    Besos

    Alvaro y Cris

    25 febrero, 2011 en 14:58

  4. MªAntonia

    hola!!! ya veo que no perdéis el tiempo y cada finde disfrutáis de algo nuevo. Ya mismo tenéis ahí a la familia. Van muy ilusionados y con ganas de ver mucho en la semanita.

    Espero ir en el próximo viaje a recorrer esas tierras. un besazo para los dos.Mª Antonia.

    26 febrero, 2011 en 21:07

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s